EL 23/07 todos a VOXTAR!

Ya sé. Que vuelve este tío con la matraca de VOX desde un interés de parte. Puede ser, pero como estamos como estamos quiero dejar ciertas cosas aclaradas. La primera que a esta gentuza sociocomunista de Sánchez y los comuno/indepes/etarras que han secuestrado la voluntad de la mayoría por pura aritmética legal, deberíamos hacerles escurrirse del excusao donde reposan sus excrecencias. Por pura higiene social.

Para no aburrir, comenzaré el mapeo a la izquierda en los del PSOE, comúnmente nombrados “los de Sánchez”. Teniendo al líder y su ejecautiva federal hablando y proponiendo tesis con el manual marxista debajo del brazo, más allá… lo que hay es mierda. Así que veamos que idea tienen estos de cómo gestionar un país. Para no ir muy lejos el dato de empleados. Es histórico en términos de afiliación. Puede que sí, lo que pasa es que es empleo público con cargo a deuda soberana futura, y ese escenario es insostenible. Y es que hoy lo que se dice hoy, no producimos pa’ pagar lo que debemos. Quieren más o les sirve la sentencia de que estos son comida para hoy y hambre para mañana?

En el centro político Ciudadanos… ah caramba que no. A estos los han desalojado por incoherentes e ignorantes de lo que significa el centro liberal. Pero no crean que nos hemos quedado huérfanos de liberales. Abro fanfarria: con ustedes, llegados de la tierra galega… “los de Feijóo“

Estamos hablando del PP aunque parezca mentira. Ya sé que Aznar todavía respira y Ayuso ha ganado por mayoría absoluta, pero este es “el PP de Alberto” El que antes fue de Mariano…donde empezó todo.

Y es que los ex- derecha han tornado en centro liberal, aunque siga en pie el albatros y el fondo azul aguante. Porque a pesar que a duras penas han tenido que aceptar negociar con VOX pasadas las elecciones generales, con anterioridad tuvieron la temeraria idea de ofertarle al “PSOE de Sánchez” que gobernase la lista más votada, aunque perdiesen Extremadura. De sus dobleces pasadas queda el apoyo a la reforma del sí es si, aunque la prueba del algodón son las listas electorales plagadas de “ex’s de Arrimadas”

Y luego la derecha. Ese “coco” a quienes desde Feijóo hasta Belarra con todas las terminales mediáticas en nóminas,_ Europa incluidas_, se empeñan en etiquetar como “derecha extrema” “ultraderecha” y memeces afines. Pero, quiénes somos “los de Abascal”?

No voy a entrar en circunstancias o tiempos, pero VOX es el partido político contrario a los chiringuitos políticos. Quienes pretendemos una España con una clase empresarial potente y un Estado reducido que no necesite endeudar a los no nacidos para mantener el “estado de bienestar español”. Un país donde la libertad individual jamás sea puesta en tela de juicio bajo el hipócrita mantra de la felicidad colectiva. Dónde las prioridades del país se complementen con las de la Unión, pero en ningún caso se enfrenten. Un país defensor de los derechos humanos, y coherente frente a tiranías por simple decoro y dignidad nacional. Es decir que VOX frente a la realidad política nacional… es el coco!

Ya tenéis una idea del mapa político verdadero? Pues ahora miren al campo. Dense una vuelta por la realidad inclusiva de los españoles de a pie en Cataluña o El país Vasco. Déjense llevar por las administraciones del Estado y comprueben su funcionamiento. Miren nuestros datos de país en términos educativos, de natalidad o de deuda nacional y ya verán. Atrévanse a comprar propiedades para asegurar el futuro de vuestros hijos anda…

Ya tenéis una idea verdadera más allá de lo que te dicen desde el CIS… pues entonces si quieres evitar el esfuerzo baldío que son hoy nuestras vueltas en círculos, ni caso a Mediaset, La 1, ni siquiera La Cope. El próximo 23/07 si te identificas como votante de derechas o te molesta el chiringuito disfuncional de nuestro marco de convivencia montado desde un bipartidismo creador de una casta política, que ni siquiera nos permite un plebiscito popular para modificar leyes orgánicas responsables del desaguisado que tenemos entre manos… todos #AVoxtar

De islas y puentes.

Primero lo primero: el 23/07 se termina lo que nunca debió haber comenzado. Cómo definirlo? Como un tiempo equivocado de dolor, frustración y coste excesivo para los españoles que vieron primero con curiosidad, luego con estupor y finalmente con horror, el desarrollo de lo que se ha conocido y espero que nunca olvidemos: el sanchismo. El próximo 23/07 con el favor de Dios esa mayoría a la que maniató por pura aritmética parlamentaria, después de 1508 días va a decirle… a tomar por saco.

No nos equivoquemos, el personaje es duro de matar. Regresó a su Ejecutiva Nacional después de haber sido echado de ella. Politico de profesión con más oficios sin beneficios valiéndose de la ley, de una falta de escrúpulos, y una moralidad que ha empequeñecido al duque de Otranto, logró lo imposible: juntar al agua, el aceite y la mierda a la vez…. y que carburase.

Pero no crean que estoy eufórico por la convocatoria. Aquí donde me leéis tengo una vergüenza del carajo que me pesa y apesadumbra. Vivo en lo que la prensa de la jornada electoral ha calificado como una “isla socialista”. Le ronca el berequetei! Usted sabe lo que es haber sufrido tanto, caminado tanto por culpa de un sistema totalitario y genocida como el castrista para terminar así. Yo, que dejé a otra isla como Mallorca, solo para respirar aires exentos de xenofobia y bilingüismo inoperante venir a caer en otra? Y socialista? Mi madre decía que mal de muchos consuelo de tontos. Y es que hay muchos manchegos que se consuelan diciendo: este es el único que no se llevaba bien con Sánchez! Como dice un paisano de por aquí… ay Señor, llévame pronto!

Porque el problema de una isla es precisamente la particularidad que la define: el aislamiento. Por eso a los castristas les ha sido relativamente fácil mantener el oprobioso sistema en Cuba. Como en Mallorca a los mallorquines les han manipulado con lo de los “paisos catalans”. Porque en una isla ni siquiera en el primer mundo como en el caso mallorquín, resulta imposible escapar de esa sensación de ser ombligo y con ello, la ignorante predisposición a creerte cosas. Y que cosas nos hemos creído todos.

Y ahora viene esta banda mediática progre a decirme que vivo en una isla socialista. Os juro que hay que tener un compromiso con el proyecto de redención humana como el que defiendo y espero estar formando parte, como para querer publicar. Ah no esperen. Caramba si con la ofuscación no lo había visto, esta isla no lo es tal… tiene puentes. Y mira que yo tengo uno a mano… y está como otros muchos en “la isla pageniana”… libre de peajes.

Uf, que susto! Por un momento había perdido la perspectiva del valor de la democracia. Y es que dice un refrán que el majá no coge a la gallina corriendo. Y a Page si no lo cojimos en esta, lo cojeremos la próxima. Palabra de hispano-torteño antitotalitarista!

Y es que a los manchegos ya sean conquenses, albaceteños, ciudadrealeños o cualquier otra denominación protegida, cuando a lo largo de los siguientes cuatro años estén agobiados por el influjo PSOE, les bastará con coger el dos caballos y cruzar el puente.

Y mientras tanto… a por Sánchez y los sanchistas de La Moncloa cuyo destino ideal sería una isla… sin puentes. Sabes lo que te quiero decir?

Efectivamente, estaba desnudo!

Al fin! Más que bajado, ha caído el telón de la pantomima sanchista que aus acólitos de la TVE, terminales mediáticas alineadas a la izquierda, y sobre todos los demás… la del titiritero Tezanos y sus superpredicciones sobre las elecciones del 28/05 en España. Efectivamente y para dejarlo taxativamente prístino: el rey estaba desnudo y con el culo en pompa. Hoy la superioridad fantasma de la última encuesta se la pueden meter por el culo Sánchez y Tezanos, como si de un double sex toy se tratase. Me perdonan la licencia pero la hipocresía y el desparpajo de esta gentuza frente a la sociedad española han sido tan clamorosos, que valen los adjetivos su peso en oro.

Voy escribiendo al hilo de la noticia cuando solo está escrutado un mínimo del voto y ya la España verde-azul se va tiñendo de este a oeste. Sin caer en excesos, solo de ver a VOX consolidar su tercera posición en el ranking y saber que estamos entrando en muchísimos sitios sé que esta jornada será un triunfo frente al totalitarismo democrático que nos quiere endiñar el sociocomunista Sánchez y la gentuza política que le aupó al poder. Y es que la mayoría de la sociedad española ha sido maniatada y manipulada por unas minorías execrables de independentistas, asesinos y comunistas que encontraron en este impresentable a un señor con estómago suficientemente fuerte, como para no hacerle asco a la peste a mierda que ha sido el hedor de este país en estos últimos años de sanchismo.

Pero como el tiempo solo teme a las pirámides, a Sánchez y su proyecto sociocomunista de exclusión, división, dependencia y sometimiento a agendas internacionales le está llegando su momento de recoger los bártulos e irse a tomar por saco. Él lo tiene fácil porque cuando le rematemos en las generales de diciembre???, se irá a la internacional socialista a cantar aquello de “arriba los pobres del mundo…” A Tezanos y compañía no. Habrá mucho crujir de dientes, y muchos autos judiciales. Eso seguro.

No acaba la noche así que no quiero publicar por pura responsabilidad. Solo voy a adelantarles que si alguien pueda sentir la tentación de deprimirse frente a tantas realidades nacionales e internacionales de este mundo plagado de dolores les diré algo que he aprendido de la mano de mis mayores: la humanidad a pesar de que pueda parecer que retrocede en términos humanos, por ciertas fuerzas ocultas al común de los mortales, siempre irá hacia un escenario humanamente mejorado.

Que esto es un blog de opinión… ya lo sé. Pero fíese usted de mí pues le doy mi palabra. Que no basta? Ya lo sé y como lo esperaba le digo: pues fíese entonces de mi sentido común que ya dije que era posible terminar con el desgobierno de los socialistas en Puertollano de más de 30 años con el flamante resultado de un ayuntamiento arruinado pero generoso en comprar voluntades.

Tú estás loco Jose, hay muchos mantenidos con mini pagas y eso es imposible de cambiar.

Voy cerrando, no aguanto más. Ahí lo dejo! Por cierto rompo una lanza por mi pueblo: que viva Brazatortas!

CUBA: De “Un Rey en La Habana a El Rey de La Habana “

Pudiera titularse igualmente “Cuba, de pepito y la miseria de Palo Cagao, a Rey y la miseria de La Habana entera”.

Recuerdo haberme reído un montón cuando hace unos años y a mi llegada a España vi la película de Alexis Valdés. “Miren al único enano negro…” la verdad es que nunca he jugado con las cosas de comer. No me gustan las publicaciones donde se hace humor con la miseria y el dolor de los cubanos. Aún así las vicisitudes de Pepito en su solar de Palo Cagao al ser algo muy circunscrito podía resultar gracioso. Y lo era.

Hace un par de días he visto El Rey de La Habana. Una película de un director mallorquín de apellido Villaronga. _por cierto, prohibidla en Cuba. Y porqué está prohibida a estas alturas del mundo digital? Porque yo personalmente aparte del dolor y el horror de ver el nivel de degradación del cubano de hoy, a pesar de que la película recrea una Cuba de finales de los noventa, los estándares de podredumbre de la ciudad es clamoroso. Honestamente después de verla sentí vergüenza de ser cubano. Imagino que la han prohibido para evitar el contagio del asco.

Han pasado tres décadas desde que el comunismo mundial insertado a la perfección en el culo de los castro, se desinfló como se desinflaron sus apetencias imperialistas. Desde entonces y hasta hoy el cubano solo ha ido para atrás. Es lo que tiene ser un país en manos de ladrones y genocidas a quienes solo les ha importado el florecimiento de las vidas de sus más cercanos copartícipes de la destrucción nacional, ( habló de los miembros del Buró político del PCC ) mientras han desgobernado la nación desde un odio visceral hacia el cubano.

Hoy algunos de los pobres ignorantes pobladores de Cuba con acceso a internet, más los imbeciles que desde el exilio hacen el trabajo a la tiranía están propagando/denunciando la presencia rusa y poniendo un regreso de la carne rusa en las redes, pasando por alto algo esencial: A los cubanos atrapados en un hambre ancestral les da exactamente igual cualquier cosa aunque tengan que mal venderle El Morro a los rusos. Unos rusos a los que ni locos se les ocurre volverle a regalar 35 mil millones de rublos a estos parásitos. Primeramente porque ya aprendieron la lección. Segunda porque no los tienen. Así que déjense de avivar las esperanzas de un segundo CAME.

Si queremos que no llegue la tercera parte de una Habana de cubanos en taparrabos comiendo mierda y viviendo en la maleza de una no ciudad, espabilen a un lado y otro del charco. Dejen el efectismo y piensen un poco o como decía un poema popular de mi tiempo allá, “pronto verán una guagua arrastrada por un mulo con un cartel en el culo que dirá Morón-Cunagua”.

Que dices tú verán?… Aplíquense coño! Resistencia ciudadana y boicot al régimen genocida castrista! No hay más. Y a La Habana cómplice del castrismo, y a los rusos hijos de putina… que les den!

El necio.

Recuerdo perfectamente la letra, aunque sólo de escucharla me daban náuseas. Cómo no ibas a tararear lo que te repetían y repetían por tierra, mar y aire. “Yo me muero como viví…” decía el estribillo. Claro que en 1992 con el comunismo internacional humeante aún entre los escombros del Muro, esto podía tener algún sentido para los cubanos adscritos a UJC/PCC, y los despistados entre la desinformación, el ocultamiento y la ausencia de comparativas. Hoy y a pesar de que Novedades de Moscú hace ratón y queso no circula y mientras las redes de datos llegan a muchos, aún se ven ciberclarias y demás hierbas “orgullosamente” a pesar del hambre, la insalubridad, y las carencias de todos los colores publicar memeces bajo el hastag #yomemuerocomovivi. Un despropósito.

Pero la necedad en el cubano es una “marca de la casa”. Fuimos necios desde tiempos pretéritos a la propia nación. Como cuando dejamos morir al padre de todos por pura egolatría y razones de parte. O cuando permitimos cabalgar hacia la muerte a quien debimos preservarle para la paz.

Lo fuimos cuando acabando de inaugurar la república ahorcamos a mambises por el color de su piel. Igualmente cuando aceptamos la insana costumbre de elegir militares para tiempos democráticos. Y continuamos siéndolo cuando a pesar de las riquezas y los acomodos del país, no supimos crecer en independencia verdadera. Ni decir de cuando permitimos una guerra civil en nombre de unas desigualdades perfectibles. Y para rematar, cuando asumimos que la igualdad en la pobreza fuese nuestra medida de justicia social.

Precisamente y sobre todo por necios hemos caído en este último tiempo de oprobiosa existencia y una vida de cadenas. Pero dimos la espalda a quienes debimos escuchar, pues nos lo gritaron hasta ser fusilados en los muros de La Cabaña. Porque combatimos y etiquetamos de bandidos a quienes eran simplemente patriotas. Porque señalamos y nos enfrentamos a quienes por pensar diferente, les etiquetamos de gusanos siendo nuestra propia sangre. Porque renunciamos a pensar en favor de un pensador único, a quien entregamos nuestra soberanía por pura necedad. Y es que siempre hubo hermanos advirtiéndonos, a quienes no quisimos escuchar por pura necedad.

Hoy no es muy diferente ni siquiera entre quienes convencidos del despropósito castrocomunista, ignoran qué significa oponerse a tal engendro. Y porqué ocurre? Por la misma necedad de siempre. O es qué más de seis décadas de supervivencia del totalitarismo cubano-soviético no son suficiente prueba de nuestra irreductible necedad?

Y aunque hoy la masa de quienes con solvencia y capacidad para advertir ha crecido, y los necesitados de referencias tienen mejores opciones para crecer y convertirse en fuerzas útiles al proyecto de libertad, siguen por esa actitud antropológica ajenos a la llamada. Por si fuera poco, gracias a un cacharro llamado teléfono inteligente los ciegos ven, los sordos oyen, y los incapaces aluden una solvencia antinatural que van soltando a diestra y siniestra sin que se les arrugue la frente, favoreciendo para alegría castrista este tiempo de oposición virtual y/o estética.

Pero no me amilano. Voy e insisto en que solo desde una oposición alejada del efectismo y centrada en la extinción como prioridad nacional podremos garantizar un futuro de libertades. Me miran y no necesito confirmación de lo que ronda por esas cabezas endurecidas entre la toxicidad comunista arraigada y una genética social propensa a la sordera. Entonces regresan los acordes que creí poder silenciar: “Dicen que la necedad nació conmigo… la necedad de vivir sin tener precio… yo me muero como viví…”.

Es que se puede ser más necio?

Tranqui tronco que le hablaba a mi alter ego…

Paradoja cubana.

Hoy no me ha hecho falta la Musa. Una publicación en redes muestra una noticia de un padre cubano que ha dado en adopción a su hijo porque no puede alimentarlo. Se me revolvieron las tripas solo de imaginarme frente a esa situación. En lo personal he desandado medio mundo y he asumido por la defensa y seguridad de mis hijos tanto, que no pude dejar de retorcerme frente a una realidad que me niego a aceptar. Por desgracia el mundo para ser mundo tiene que tener todo tipo de gente. Y mira que hay gentes. Y mundos.

Pero a mí me interesa Cuba. Mi patria que tiene a millones de almas atrapadas en lo que podemos catalogar como “la paradoja cubana”. Vamos a deconstruir al uso de los chefs esta paradoja en las diferentes realidades de la Cuba de hoy. Y es que todas ellas forman parte de la misma cosa, que no son capaces de entender por falta de perspectiva, de una vida básica y dependiente. Así que se impone colaborar. Veamos.

Para paradoja primeramente la de los padres. Dígame usted que no es tal, el tener que mal vestir y enviar a tus hijos a una escuela donde sabes que no van a educarles sino adoctrinarles. Por si fuera poco ni aunando el mayor de los sacrificios, ese hijo llegando a licenciarse de lo que sea, verá el fruto de su trabajo en términos de vida confortable. Muchísimo menos podrá ayudar verdaderamente a sus padres en contraprestación a sus desvelos. Y es que precisamente levantarles cada día desde los 5 años con una sonrisa después de haber pasado las de Caín para conseguir que lleven una merienda sabiendo lo que hemos explicado, animándoles con un “a la escuela hay que llegar puntual, todo el año hay que llegar puntual…” es una paradoja.

La paradoja de los negociantes es un clásico. Resulta que en la Cuba comunista y después de haber rendido al pueblo por hambre, decidieron cómo lo deciden todo en el totalitarismo, autorizar la actividad privada. Les llamaron “cuentapropistas” en un intento de edulcorar lo que es puro capitalismo. Ah no. Un momento porque resulta que aquí el supuesto capitalista primeramente es controlado desde las inspecciones que traen siempre la consabida amenaza “si-te-portas-mal-te-cierro”, además de obligar entre el desabastecimiento y la inflación a adquirir los productos en el mercado negro con el riesgo de multa-cierre-cárcel que ello conlleva. La paradoja? Encima de tener que tributar impuestos, asumir riesgos y solucionar lo que tú Estado Socialista no es capaz de solucionar, aceptar que eres un trabajador más del sistema sin derecho a capitalizar, mucho menos a monopolizar. Es un paradojon!

La paradoja de los intelectuales es de las más aberrantes. Desde el minuto uno la UNEAC se puso al servicio del régimen. Canciones, quilómetros de versos y prosa prosaica fueron puestos a disposición de la construcción del proyecto comunista. Y el cubano fue reconvertido en un ser agnóstico o sincrético que es lo mismo. Modales aparte entre canciones y horas lectivas dejaron al gallo de Morón sin plumas y cacareando. Pero en el pecado llevan la penitencia. Y es que no hay nada más doloroso que la autotraición. Y todos ellos sin distinción sabían del engendro, y aún así le cantaron, declamaron y clamaron. Y es que a un ignorante le duelen las cadenas, pero no es capaz de reconocer de dónde les vienen. Pero un intelectual no! Ese no es que sepa, es que ayuda a forjarla. Y esa es la paradoja, saberte libre y cerrar tú mismo la reja antes de tragarte la llave.

La paradoja de los militares inexcusable. Me imagino a un militar y me viene a la cabeza un tipo grande de rifle al ristre custodiando la paz ciudadana. Al menos así es en Paris o Roma donde millones de personas saben que esas personas de uniforme están del lado de los buenos. Pero en el comunismo no. La prueba son las diferentes versiones de “Muros” que en todo país comunista tienes que construir, no para cuidar la frontera de invasiones sino de evasiones. Pero como en Cuba ya no hay ni comunismo, ni siquiera un marco básico de convivencia pues el país está quebrado, sin créditos internacionales, ni crédito institucional, con una población dónde están insertados tantos militares de todo rango… Pregunto yo: Pasando hambre y vicisitudes de todo tipo junto a tus padres e hijos con las armas en la mano? Inexcusable!

Para paradoja la de los comunistas. Y digo mejor la de aquellos que defienden el comunismo porque en esa bazofia no cree ni en el Buró Político. Debe como mínimo ser confuso para un trabajador que sale a marchar el 1de Mayo en Cuba, sabiendo que ese día se celebra en muchos países y donde los trabajadores reivindican mejoras salariales, laborales y demás hierbas, y tú ahí con el cártel de “si se tiran… quedan” denunciando al capitalismo “bloqueante” mientras mal comido y peor vestido viviendo en uno de los países con más injusticia social de la galaxia; con la ley 118/2014 que es esclavista por excelencia; con las normas de la OIT brillando por su ausencia; con la ausencia de un sindicalismo independiente que te represente tú vas balando aquello de !socialismo o muerte! La paradoja? Que en Cuba no hace falta morir para estar muerto.

La paradoja de los exiliados. Esa es para morirse de la risa. Creo que mejor para morirse y ya está. Al menos todos los que argumentando temores fundados ni siquiera reconocen su propia condición. Para matarlos cuando les ves nada más tomar la residencia regresar a “ver-a-mi-mamá” y especular con lo que no tienen. Ganas de genocidio cuando los ves negociando con el dolor y la miseria de sus compatriotas; cuando son incapaces de boicotear los negocios del régimen en su propio patio; de sentarse alrededor de una mesa para aunar posiciones frente al tirano; de reducir al mínimo las remesas que garantizan las cadenas y el oprobioso “way of life” castrocomunista. La paradoja? Sufrir tanto, llorar tanto, dar tantas vueltas para acabar regresando al principio por tu propia voluntad.

La paradoja de los opositores (sociedad civil) es de las más difíciles de reconocer. Es verdad que los de dentro tienen sus atenuantes conocidas y reconocidas. Pero al conjunto le afecta igualmente un hecho. Teniendo en consideración que oposición fue la que llevaron a cabo los alzados del Escambray o los de la Brigada. Recordando que hubo muchísima gente detrás de las infiltraciones, los intentos de magnicidio de la gente de Posada. Aceptando que figuras de la sociedad civil con vocación y solvencia pusieron el foco cubano en la palestra internacional, y que un Concilio Cubano hizo verdadera oposición al generar un espacio común para el trabajo de los disidentes. Entonces hoy, con la experiencia de los años, con la oportunidad de un momento internacional difícil y una Cuba quebrada, con la mayor cuota de comunicación que haya existido jamás entre cubanos de dentro y fuera cabe preguntarse: porqué la sociedad civil no ha podido coger la delantera y situarse de ariete en las reivindicaciones de los cubanos? Desidia? Ignorancia? Me recuerda una adivinanza que nos hacíamos de pequeños. Mientras más cerca más lejos, mientras más lejos… más cerca.

La gran paradoja, la del pueblo cubano. Esta es la sumatoria de todas. Porque pueblo somos todos. Los cívicos y los incívicos ciudadanos dentro o fuera. Los militares con independencia del cuerpo al que pertenezcan. Los estudiantes y sus familias. Los opositores y los comunistas. Los trabajadores y los cuentapropistas. En resumen, la de la clase dirigente mafiosa en el poder y el pueblo cubano. Y cuál es? Dicen que la unión hace la fuerza. Y es verdad. Lo demuestran las 17 ratas del Buró Político del PCC ganándoles el pulso a 11 millones de cubanos.

Y eso sí que es una paradoja de la ostia!

Habana Club, glup glup glup.

Voy a empezar por una máxima: los cubanos estamos viviendo un tiempo excepcional.

Un tiempo que comenzó en 1989 con la caída del mito proletario comunista, que en situación agónica y desesperatica se mantiene amén de la cubana, igualmente para las poblaciones de Laos, Corea del Norte y China. Para los gobernantes no! Esos viven bien en cualquier sistema pero en el comunismo mejor, porque allí no tienen que rendir cuentas. Allí a quienes insisten o cuestionan, la respuesta es fácil y rápida de administrar: palos. Allí hay un atasco por desatascar.

Y catalogaba este tiempo de excepcional porque después de tantos dolores, sufrimientos y sacrificios por parte de millones de personas, nada pudo producir más satisfacción que ver descargarse finalmente el excusao de diarrea leninista por las cañerías de la historia. Desgraciadamente y como ya advertí, el flujo fecal se ha detenido/ralentizado para chinos, laosianos, coreanos y cubanos. A mí que cada cuál analice y establezca estrategias. Yo voy a referirme al tema cubano. Expresamente a uno dedicado a los exiliados.

Y cómo destrabar “desde fuera” él fecaloma? Pues estrategias hay muchas y algunas funcionando desde hace rato. Pero como no se destraba, quiero referirme a una en particular que es de las eficientes y determinantes. Desafortunadamente la hemos utilizado esporádicamente y de manera muy objetiva: el boicot a los productos cubanos.

Que conste que por producto cubano me refiero desde el turismo de la indecencia o las remesas de la excedencia, hasta el último de los insumos “made in Cuba” que salen al exterior ya sean comestibles, bebestibles o revestibles.

Por qué la libra de paquetería está cara a pesar de las centenares de agencias castristas en Miami? Por simple ley de oferta y demanda. Por qué cuesta más ir de Miami a La Habana que de Madrid a Miami? Por la misma razón.

Si los millones de cubanos en el exilio supieran verdaderamente dónde están, quienes son y de dónde vienen, seguramente podríamos trazar una estrategia de boicot a todos los renglones económicos que alimentan la indecencia castrocomunista. Pero no es así. Se lo dice uno que creía estar más que concienciado y acabo de caer en la cuenta que hasta hoy, cuando quería echar humo compraba purillos Punch. Hasta hoy.

Porque desde hoy declaró la renuncia al disfrute de lo único que me hacía sentir un poco de allá. Y es que renuncio por principios, y porque cuando pienso en la realidad de allá solo siento dolor, frustración y vergüenza. Dolor por mi ausencia, frustración por no poder hacer más, vergüenza por ser parte de un pueblo exiliado perdido entre la apatía y el egoísmo.

Hoy mejor que mañana. Mañana mejor que nunca. Por eso lo importante no es haberte alejado o perdido. Lo importante es que has regresado y te has reconocido. Como un hijo pródigo regresando al hogar que siempre te ha aguardado.

Que sí depende de un exiliado la prosperidad de un establecimiento o marca castrista, quiebren. Que sí depende de la comunidad exiliada boicotear a quienes sirven descaradamente de testaferros al régimen genocida, cada día se denuncie e identifiquen públicamente las terminales del PCC en el extranjero. Porque si nos empeñamos está en nuestras manos dificultar al máximo los flujos de dinero que son utilizados para corromper, reprimir, y enriquecer a los verdugos de Cuba. Y no puedo imaginar mayor satisfacción.

Que se hundan. Sé perfectamente que aún queda mucha dignidad y si corregimos el rumbo les haremos daño, hasta que se hundan. Entonces sí. Entonces compraré satisfecho mi primera botella de Habana Club 7 años que tanto ansío. Y brindaré por todos mientras el barco de la indecencia comunista con todos dentro, vaya haciendo lentamente glup glup glup.

Vayamos a rentabilizar este tiempo excepcional. Amén!

Paro nacional.

Conociendo de antemano el berenjenal en que me voy a meter por pura coherencia, concepto y derecho como cubano exiliado, les prevengo: antes de opinar lleguen hasta el final y después lo que quieran. Os aseguro que leer no duele.

Luego probablemente la gran mayoría va a matar al mensajero. Nada nuevo que no me dañará. A estas alturas al tigre le da lo mismo salir hasta sin rayas, si con eso de alguna forma acelera la catarsis cubana. Y bien, dicho todo vayamos al hecho… el paro nacional.

Se está promoviendo por enésima ocasión esta iniciativa. No sé verdaderamente qué tienen algunos opositores que creen liderar una oposición al “castrocomunismo canelizado”. Pero no creáis que mis afirmaciones son fruto de la noticia o que voy de manera efectista tras ella por una cuestión de notoriedad. Esta mamarachada surgió hace ya tiempo desde ese exilio miamero de postín y fondos “grantificados”, de organizaciones que lamen la mano que mece la cuna. Me vengo oponiendo como les decía desde hace mucho. Desde cuando la mano de obra trabajadora estaba en un 80 por ciento, en la empresa estatal. Hoy con poco menos de la mitad de la empleomania todavía malviviendo en dicho sector, sigo diciéndole lo mismo a sus promotores: el paro nacional es una mamarachada.

Para comprender esta afirmación tenemos que entender que en la vida se ha de ir con coherencia y desde los conceptos. Sin ello estaremos perdidos en un campo de lechugas.

Qué significa? Que para hacer el payaso siempre hay tiempo. Porque oposición implica hacer resistencia a algo de manera que una modifique con su acción a la otra sobre la que se actúa. Me van a decir que por muchos cartones diciendo que están en “paro nacional” en ese mundo virtual en el que la gran mayoría de cubanos hace “oposición”, van a lograr el objetivo. Se va a parar algo? De verdad?

Los cubanos que honestamente desde dentro de Cuba se motivan a participar animados por un exilio indolente (entre otras cosas), no saben lo innecesario y estéril de su compromiso. Y lo peor, el ridículo al que se exponen como oposición.

Miren ustedes no voy a aburrirles con datos. Eso sí, entre los trabajadores de la empresa pública con su “compañero del PCC/DSE” atendiéndoles, el sector de los cuentapropistas cogidos por los huevos,_ perdón quise decir controlados por los inspectores_, los del sector extranjero silenciados por los dólares, el sector cooperativista atrapados por las penurias, y el sector de los desesperados que viven buscando visa para un sueño… me queréis decir con quienes van a conseguir un paro nacional? Todavía no les he recordado que en Cuba no hay sindicalismo independiente. Lo recuerdan? Otra cosa: sabéis que nuestros compatriotas viven una vida de extrema pobreza. Y otra ultima: sabéis que la economía cubana ya está en bancarrota que es igual a estar parada? Y decís que frente a un régimen genocida con una mafia criminal en el poder, todo lo que se os ocurre en este contexto es un paro nacional?

Pero espérense que me voy a la otra variable. Hablemos del que “aguanta la pata”. Efectivamente, estoy hablando de los opositores fuera del charco. De esos que catalogué anteriormente como indolentes. Pero son más que eso. Solo por ser veraz, somos más que eso.

Y es que hay un renglón de la economía castrocomunista que no lo he mencionado, y que produce en una horquilla que va de los 1000 a 3000 millones de dólares. Las remesas. Y es que de solo pensar a los diferentes grupos opositores de Miami dando ruedas de prensa promoviendo en Cuba un parón nacional, teniendo este problema en su verdadero ámbito de influencia y teniendo como tienen capacidad para hacer lobby efectivo… cínicos!

Miren bien lo que voy a decirles cubanos de adentro. A Cuba lo que le hace falta que pare, es la doble moral de una gran parte de su ciudadanía que prefiere el horror castrista, al temor de una transición. Si quieren parar algo, paren la indecente manera de tratarse entre opositores, y acaben de juntarse en un frente unido nacional. Si la cosa va de paradas, paren la mala costumbre de esperar que alguien venga a arreglar la mierda de vida que os han impuesto, porque a nadie importáis y por otra parte, Santa es un invento de la Coca Cola. Queréis parar? Paren con el miedo a resistir y a sabotear a una dictadura que está muerta esperando tengáis el valor para enterrarla. Paren con vuestra prepotencia de creeros importantes, sofisticados y eruditos cuando no tenéis ni pajolera idea de qué es el mundo real ni cómo funcionan las cosas, y comiencen a confiar en quienes somos los únicos a quien importáis.

Y fuera? Paren el asqueroso turismo de pasaporte cubano nada más cumplir el año. Paren los miles de negocios de testaferros castristas enviando paquetes a tutiplén. Paren la manía de hablar del pasado, y hablemos de lo que está por hacer. Paren de lucrar con los dolores de un país, y dejen de anteponer vuestras mezquindades a la realidad nacional. Paren de oponerse sin oponerse. Paren del efectismo, y vayan a la eficacia. Paren con la ignorancia de vuestra condición de exiliados, y seamos coherentes con nuestras responsabilidades con quienes quedaron atrapados. Paro dicen? Parad la limitada concepción de un problema que demanda de un esfuerzo compartido no repartido, y que por pura egolatría y deseos de relevancia ante grupúsculos inconexos, somos ineficaces de necesidad y por lo tanto, jamás llegaremos a prevalecer.

Quieren que siga parando?

Pues arreando que es gerundio!

Hacedores de entuertos.

Esta campaña política española está disparando las alertas. Y sintiéndolo mucho, voy a meter por una cuestión de forma a todos los que me rodean y más allá en el mismo saco. Hablo de los poderes públicos y los poderosos asociados a esas tan codiciadas poltronas. Hablo de los “políticos” en su acepción más amplia. Hablo de esa clase que incluso mucho antes de que un Ingenioso Hidalgo anduviese por estas tierras, han sido lo que son: hacedores de entuertos.

La historia probablemente hubiese sido diferente si el helenismo hubiera sobrevivido. Si Alejandro no hubiera muerto. Pero no sobrevivió, y la ascensión de Roma un tiempo después con la consiguiente “romanizacion” del mundo, trajo consigo el orden, el progreso… y la oscuridad. Creo poder afirmar que como humanidad,_y tomando como símbolo la quema de la biblioteca de Alejandría_, con la prevalencia de Roma sobre Atenas nos descargaron por el retrete, nada más y nada menos que un milenio. Verdaderamente si nuestro Señor Jesucristo en vez de Poncio Pilatos hubiese tenido frente a un Pericles… la historia hubiese sido muy distinta.

Y es que solo necesitaron poco menos de 3 siglos desde que a Constantino le dio por declarar al cristianismo como religión oficial del imperio allá por el 300, para en un pis pas los poderosos de Roma nos metieran en ese tiempo oscuro llamado históricamente Edad Media. Un tiempo de sangre dolor e ignorancia que gracias a estos desgraciados y algunos más, los entuertos se multiplicarían exponencialmente. Y es que no hay nada más malo para un pueblo que un poderoso ignorante o malintencionado. Imaginémonos por un momento qué hubiera sido de nosotros, si no hubiésemos perdido el hilo conductor de quienes iluminaron el mundo con la democracia, la filosofía, las ciencias y las artes. Seguramente estaríamos hoy “vacacionando” en Marte.

La ignorancia. Esa seductora que nos tienta de niños a preferir el juego al estudio. Es nuestro angelito con cuernitos que desde la oreja izquierda, nos anima a dejar las cosas en manos de otros. Tentación inocente si se trata de una persona, inclinación suicida si se trata de un pueblo. Si no, miren a la Argentina o a Cuba, dos caras de una misma moneda. La de pueblos empecinados en darse tiros en el pie.

Eso sí, ni siquiera en “Jodiokistan” y solo quiero evitar señalar de manera directa, por muy jodido que estén sus desgraciados ciudadanos, la clase política en el poder siempre está a salvo de las penurias y las estrecheces. Como decía aquel chiste del innombrable… “de aquí en adelante vamos a reducirlo todo…”

Por eso hoy cuando veo a los cubanos rehuir sus obligaciones cívicas frente al comunismo. A los argentinos insistir en el peronismo. A los españoles dubitativos ante quienes les están ofreciendo sin vergüenza ni pudor la cartilla de racionamiento os digo parafraseando al manchego: “ojico… y si si?”

Miren que la democracia a pesar de ser de lo mejorcito que hay, como cualquier invento humano tiene sus fallos. En este caso, la equivocación de las mayorías.

Por eso no te quedes con las promesas de quienes desde posiciones ventajosas te aseguran esto o lo otro. Nada es gratis ni nadie da peso por medio peso así que con todo y toda la tentación que levita alrededor de ti, recuerda que los eslabones de la cadena que quiere limitar tú espacio vital, la están forjando con tú apatía, tú desidia y tus renuncias como ser humano.

Por eso frente a estos hacedores de entuertos: levántate, resístete, enfréntales, cuestiónales.

Eso… o a esperar por un hidalgo con bacín en la cabeza!

Co-Herencia caleidoscópica.

Si señores, señoras, señoritas o señoritos… y hasta ahí que a “ites” no llego por coherencia lingüística.

Y es que esto de decir una cosa y hacerlo luego, resulta aburrido para estos tiempos. Lo sé y pago el precio del silencio de unos, la predisposición de otros, y la indiferencia de los de más allá. Aún así lo acepto porque alguien tiene que hacer y decir o viceversa. Pura coherencia existencial.

En la UE se acaba de aprobar una iniciativa para regular las importaciones de productos en relación al impacto ambiental. Ahora según su ponente, _un verde luxemburgués_, las empresas que pretendan exportar hacia la UE tendrán que certificar que sus productos son realmente sostenibles. En boca del promotor esto es para no seguir siendo responsables a título participativo, de prácticas lesivas contra el medio ambiente en terceros países. Coherencia ambientalista… comprensible, pero que no comparto.

No estaría en cualquier caso contra políticas que eviten la degradación del medio ambiente, aunque prefiero un marco legislativo que en ningún caso, deje de tener al hombre y su bienestar como eje de cualquier normativa ambiental o de cualquier índole. Por qué? Básicamente porque en 1000 millones de años cuando el sol se encuentre camino de convertirse en gigante roja, aquí no habrá ni una gota de agua que salvar, ni nada que dependa de ella. Y no es figurativo, es literal. Así cuidar nuestro entorno es bueno, sacrificar felicidad colectiva para salvar lo insalvable no. Es pura coherencia sideral.

Igualmente me alegraría más si esa misma coherencia la aplicasen a las relaciones con China como promotora del comunismo y violadora de DDHH. O con la mafia castrocomunista de La Habana que reprime y oprime en sus caras. No es el caso y aquí echamos en falta un poco de coherencia diplomática.

Pero qué vamos a pedirle al mundo, si en “casa” he visto a los cubanos seguir como seguían los israelitas a Moises por el desierto, a uno que lo más relevante que hizo para “aportar” fue masturbarse sobre la bandera. Aquel otro que puso fecha a un regreso presidencial a bombo y platillo. El otro de más allá presentándose a las elecciones gubernamentales, mientras la otra de un poco más allá ayer dijo digo y hoy dice diego sin que se le arrugue la frente a la hora de definirse como opositora. Dolorosa coherencia étnica.

Y en esas estamos amigos. Arrastrados por la falta de un concepto que algunos, algunas, y algunes se empeñan en recalificar, a pesar de la oposición de la Real Academia. Y de algunos como este servidor que como ven ha pifiado una errata, por pura coherencia circunstancial.

Y es que con esta herencia, quién necesita coherencia?